× +

AXA

El diseño se inspiró en la línea roja del logo de Axa, que se utilizó como elemento principal que divide los principales espacios de las plantas operativas. Un muro rojo que interrumpe la planta tanto a nivel visual como acústico.

En las zonas comunes como el comedor, perseguíamos que el empleado sintiese que estaba fuera del entorno de trabajo, en una cafetería de moda de cualquier ciudad, más que en un edificio de oficinas. Fue así como surgió la idea de representar un pequeño mercado de abasto.